Imprimir

Vagido (2014)

“Mi yo mi otra”, escribe la poeta en este libro profundamente femenino, en que la asunción visceral de la creación humana del hijo alcanza una profundidad experiencial de alto vuelo. El verbo se muestra desgajado en una sintaxis por el éxtasis de la procreación, la gravidez y la parición. La aliteración es usada como un recurso rítmico propio de la intensidad de las vivencias traídas al poema.

El libro poema en su vívida descripción de la parturienta se aleja de los trillados caminos de la maternidad como un simple hecho espiritual para colocarla en un doble terreno en que lo espiritual nace de una religiosidad pre bíblica y se expone con inusitado vigor la materialidad genital y visceral de la maternidad.

Zondek habla de sus pariciones y comparte su experiencia a través de su maravillosa poesía.