Palabras en desuso (1978)

Poemario de diez textos, con prólogo de Jaime Quezada, en los que se siguen sintiendo las preocupaciones del anterior, en las que ha alcanzado notable madurez, tanto por dominio del oficio y la amplitud de las lecturas e influencias —de la cual la de Teillier no es la menor— como por la penosa constatación de que la primavera política demora más de lo esperado y que el invierno de cinco años parece hacerse interminable. Algunos de los mejores poemas del vate aparecen aquí, como los notables Cuando llueve en julio (…enterrado en el lodo / soy un árbol más), Espectros (Aquí hay muertos que caminan / y conversan con antiguos enemigos / … / que nadie los olvide / que nadie los recuerde), Ley del hielo, Disculpas, Los viajes (… mi hija y yo / a horcajadas en esta bicicleta / sin ruedas ni pedales).