Narrativa de los Ríos

El territorio que hoy reconocemos como Región de Los Ríos, geográficamente porción norte de la Patagonia chilena, es una zona que desde su vida, antes de la llegada de los españoles con su caballo y arcabuz, ha entregado notas claras de su interés por contar, relatar y dejar registro de sus hazañas, prácticas culturales, sus valores y proyección o desafíos.

Tierra profusamente habitada por el pueblo williche (mapuche del sur) y lafkenche (mapuche de la costa), de habla autodenominada mapudungun (el habla del territorio), un idioma que hace fiesta del relato oral de cuentos de antigua data repetidos en sus comunidades, y últimamente escritos y circulando en papel y formato digital. Los epew, son cuentos que abarcan comportamientos, historias breves y enseñanzas que se pueden encontrar entre los libros que ofrece este portal.

La crónica, el relato de la conquista, es la primera narrativa conocida, y por cierto en lengua española. Quienes la escriben son los amables cronistas que en su papel de albaceas de las hazañas, y con la finalidad de registrar y mantener informada a la corona de las proezas y avances en la misión de hacerse dueños del “nuevo mundo”, encomiendan y no dudan en mantener el oficio de la escritura en sus avances de dominación y posterior conquista.

Literatura de los Ríos ha completado un registro de obras de cronistas y narradores, siendo la narrativa el género más desarrollado o que convoca a los autores a usar en su necesidad de creación literaria. Obras escritas a lo largo de nuestra historia, entre cuyos textos más antiguos conservados se destacan relatos de la conquista, los conocemos gracias a los testimonios que soldados de la época entregaron a través de las crónicas. Con estos relatos históricos, intentaron mostrar un fresco de su tiempo, a la vez que narraron acontecimientos en los que fueron testigos y actores. En oposición al ascenso de una nueva clase privilegiada de burócratas y eclesiásticos venidos de España que desplazaban a los antiguos conquistadores, el afán de estos cronistas fue reivindicar la hazaña de la conquista y así justificar una recompensa de la corona por los servicios prestados.

En los siglos posteriores, el modelo del soldado-cronista fue desplazado por el de historiadores más eruditos, entre los que destacan los jesuitas Alonso de Ovalle, Felipe Gómez de Vidaurre, Juan Ignacio Molina, Miguel de Olivares y Diego de Rosales con su Historia General del Reino de Chile, Flandes Indiano. No obstante, una buena parte de los cronistas seguían proviniendo del mundo militar, como sucedió con Alonso González de Nájera y Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán, en el siglo XVII, y Vicente de Carvallo y Goyeneche y José Antonio Pérez García, a fines de XVIII.

 

La gran narrativa está representada por la novela, género de ficción que desarrolla historias muchas veces reconocidas en sus dimensiones de temporalidad, entorno geográfico y humano, y sus ámbitos socioculturales.
Fernando Santiván, escritor nacido en Arauco, se asienta en tierra valdiviana cuando ya ha producido su obra literaria, pero es un referente reconocido en la ciudad. Entre sus obras que se pueden leer en línea…
De gran interés resulta la escritura novelística de una narradora, Pepita Turina, que desarrolla su poco conocida obra en la ciudad a la cual llega a los 5 años desde Punta Arenas, su ciudad natal. Escribió profusamente cuentos, artículos y una novela titulada: Un Drama de Almas (1934). "Aunque Valdivia no es mi ciudad natal, por muchas razones yo la llamo mi pueblo. Es la ciudad donde me eduqué, donde aprendí a tocar el piano, donde escribí mi primer cuento, escribí mi primera novela, dicté mi primera conferencia y me casé por primera vez". Dice Pepita Turina, merece estar entre sus principales y entusiastas difusoras de la narrativa y de la escritura de mujeres. Sus artículos, cuentos y una novela se difunden y se leen y hoy apenas se pueden rescatar en bibliotecas e información relevante en http://www.pepitaturina.cl

Otros narradores de profusa obra son: Hernán Valdés. Cuentista y poeta, su libro Tejas Verdes. Diario de un campo de concentración en Chile es un texto testimonial del escritor y poeta chileno La siguiente es la novela La Historia Subyacente, dando cuenta de su poder e identidad narrativa característica, su interés para representar conflictos entre discursos antagónicos; en la tensión que sus relatos desarrollan entre una determinada imagen intelectual, afectiva o ética de la realidad y los disonantes resultados que ésta provoca en la conciencia del personaje que la imagina.

Raúl Manzano, autor de Cuando canta el chucao. Cuentos campesinos. El cuento, género narrativa de gran preferencia en la literatura regional, destacándose las sucesivas ediciones que ha concitado. Rubén González: El último crepúsculo; Neltume el Vuelo Quebrado; La Montana Rebelde; Veganos y Valdivianos: Narradores de Chile y República Dominicana; Los vagabundos de la última avenida.

Ruth M. Fuentealba Millaguir: Cherrufe: la bola de fuego. Novela Mapuche. Andrónico Higueras: Cuentos Junto a la Sombra del Sol Sobres las Aguas. Doris Millanguir Neutopan, compiladora, profesora de Historia. Estos cuentos, cantares y poesías mapuches, vuelven a ser revitalizadas a través de esta nueva publicación, KUIFI ÜLKANTU, Antiguos Cantares de Panguipulli. A su haber ha publicado: “Panguipulli, historia y territorio 1850-1946”.
Otras obras registradas son las que dan cuenta de otros temas e investigaciones que concitan una difusión que busca sus propios lectores, tales como Libro didáctico de la flora y fauna valdiviana, si “El objetivo del libro es acercar los conocimientos de flora y faunas nativas presentes en la ciudad, de una manera sencilla, fácil de leer y entender.

Catalogo Bibliográfico

Categoría Narrativa

Autores